La EPA se niega a prohibir los pesticidas relacionados con los problemas de salud de los niños

La Agencia de Protección Ambiental ha decidido no prohibir el uso generalizado del pesticida clorpirifós, que, según los críticos, está asociado con problemas neurológicos en los niños.

La agencia concluyó que no hay suficientes pruebas de los peligros del producto químico para justificar la prohibición solicitada por grupos ambientalistas y un grupo de estados. Esos grupos presentaron la decisión como otro ejemplo de que la administración de Trump está del lado de la industria.
«La EPA ha determinado que sus objeciones deben ser negadas porque los datos disponibles no son lo suficientemente válidos, completos o confiables para cumplir con la carga de los peticionarios para presentar evidencia que demuestre que las tolerancias no son seguras», dijo la agencia en una declaración el jueves.
Los críticos dicen que la ciencia muestra que el clorpirifós está asociado con condiciones neurológicas en trabajadores agrícolas y sus hijos.

La agencia prohibió el clorpirifós para uso doméstico en el año 2000, pero permitió a los productores agrícolas continuar usándolo. Esa decisión ha sido impugnada mediante peticiones y en los tribunales desde 2007. El verano pasado, una corte federal ordenó a la EPA que revisara la petición, y después de una revisión de esa decisión, a la agencia se le dio 90 días en abril para tomar una determinación, que culminó con la decisión del jueves.

«Al permitir que el clorpirifós permanezca en nuestras frutas y verduras, la EPA de Trump está infringiendo la ley y descuidando la abrumadora evidencia científica de que este pesticida daña el cerebro de los niños», dijo la abogada Patti Goldman de Earthjustice, que representa a los grupos que llevaron el asunto a los tribunales.

El productor de la sustancia química, Corteva Agriscience, anteriormente Dow AgroSciences, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.
La EPA dijo que continuará con una revisión en curso del clorpirifós y hará su próxima determinación sobre el pesticida para el año 2022. Esa revisión «podría resultar en más limitaciones de uso que afecten el resultado de la evaluación de la EPA», dijo su declaración. La agencia está obligada por ley a revisar periódicamente los productos químicos.

Add comment

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.