El programa revisado de Sánchez: Qué incluye

Las plazas de guardería GRATUITAS, la restricción de la renta y una nueva reforma laboral son algunos de los 370 puntos del nuevo plan programático del presidente en funciones Pedro Sánchez, que espera que seduzca al izquierdista Podemos para que vote a su favor cuando intente ser investido como presidente.

El plan se articula en seis bloques de 75 páginas: «Empleo y pensiones justos», «Feminismo, lucha contra las desigualdades sociales y democracia de calidad», «Emergencia climática, transición medioambiental, agricultura y pesca», «Progreso científico y tecnológico y transición digital», «España abierta a Europa y al mundo», y «Estructura territorial» son los títulos de cada bloque.

Además de garantizar la educación diurna gratuita y el cuidado de todos los niños desde el nacimiento hasta los tres años de edad, cuando empiezan la escuela infantil, y de detener el aumento en los precios de los alquileres -especialmente en las grandes ciudades-, el líder del PSOE (socialista) propone descartar una reforma laboral introducida por el anterior gobierno de derechas dirigido por el PP en 2012, que facilitó y abarató el despido o el despido de personal por parte de las empresas.

Propone una reforma del Código Penal en la que sólo sí significa sí' ycualquier otra cosa significa no’ en caso de violación o abuso sexual, y se propone mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada de los padres equiparando el permiso de paternidad y el permiso de maternidad a las 16 semanas, cada uno con el 100% del salario de la madre o del padre.

Sánchez incluye en su documento el llamado’Google Tax’ o’Tobin Tax’, más una cifra mínima de impuesto de sociedades del 15% para las grandes empresas, que asciende al 18% para los bancos, y la creación de un’impuesto verde’.

Una de las medidas más deseadas por Podemos es la abolición de la soi-disant Ley de seguridad pública', conocida popularmente comoLey de amordazamiento’, lo que significa que las protestas sin organización escrita del gobierno provincial, o la toma de fotos o vídeos de la policía en el ejercicio de sus funciones, no estarían sujetas a multas de hasta 30.000 euros.

Sánchez ha incluido esto en sus planes, así como otro de los deseos de Podemos: un ingreso mínimo habitable, es decir, que todos aquellos que ganen un salario, una pensión, un subsidio de desempleo o un subsidio de enfermedad, o que no tengan derecho a ninguna prestación contributiva, recibirán, sin embargo, un pago mensual fijo.

Según él, su principal objetivo es mejorar la calidad de vida de los «hogares vulnerables» y aumentar la cantidad que el Estado paga a las familias por hijo, que actualmente es de 100 euros al mes, pero en forma de desgravación fiscal, lo que significa que recuperan el dinero una vez al año.

El PSOE también quiere prohibir a las empresas de servicios públicos que corten la electricidad, el gas y el agua de las viviendas principales por falta de pago cuando esto se deba a que el propietario no puede pagar las facturas -aunque en la práctica, esto ya se está convirtiendo en la norma en España y la central eléctrica principal, Iberdrola, no interrumpe el suministro sin consultar primero a los servicios sociales, y advierte considerablemente al cliente-.

Podemos también pedía que se legalizara la eutanasia, y el programa de Sánchez está abierto a ello.

Además, en línea con la popular -pero actualmente amenazada-‘Madrid Central’, o una zona libre de tráfico en el centro de la ciudad para reducir la contaminación atmosférica, Sánchez quiere crear zonas de bajas emisiones en todas las ciudades de al menos 50.000 habitantes.

Para tratar de conseguir que más mujeres accedan a profesiones típicamente dominadas por hombres, el PSOE propone una exención total de las tasas académicas para el primer año de estudios universitarios en las asignaturas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) para las mujeres estudiantes en las que las mujeres en el curso representen menos del 30%.

El programa incluye la abolición de la prostitución y la lucha contra la trata de seres humanos, mediante la imposición de multas a las clientas, así como la inclusión de la fecundación in vitro y otros tratamientos de la fertilidad en el sistema nacional de salud.

El PSOE también pretende mantener la prohibición de la maternidad subrogada, que considera una explotación de las mujeres.

A pesar de que existe una demanda significativa de madres sustitutas -entre parejas exclusivamente masculinas, o mujeres que no pueden tener sus propios hijos por razones médicas-, no existe apoyo para ello en ningún partido de gobierno excepto en el centro-derecha de Ciudadanos; sin embargo, su líder, Albert Rivera, dice que sólo debería ser legal si se «lleva a cabo de manera altruista», lo cual tiene pocas probabilidades de prosperar, ya que pocas mujeres se ofrecerían como voluntarias sin algún grado de compensación financiera.

Add comment

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.